El dólar estadounidense se va contento a las festividades

FUENTE : “invertia.com”

El dólar estadounidense se nos va de vacaciones de pascua feliz y contento. Esta operativa toma lugar frente a prácticamente todas las divisas principales con tan solo el JPY escapando del poderío del USD. Bajo este contexto operacional, el DXY registra su mejor sesión en casi un mes al avanzar 0.46%.

Detrás de esta operativa, y como lo comentamos esta mañana, el malestar europeo, la irrelevancia de los datos económicos del Reino Unido, y la mejor postura de la económica estadounidense se encuentran como los principales alicientes.

La sesión europea nos sirvió para recordar que la ralentización en la economía europea persiste y que, en el caso del Reino Unido, a pesar de la mejora de las lecturas económicas, el Brexit aún es el rey de la acción de precios. Bajo este contexto, por consecuente, los traders procedieron a dirigir su capital hacia el “siempre” confiable dólar estadounidense. Al transcurrir la mañana, de manera adicional, las expectativas favorables hacia la economía de EE. UU. fueron mayormente ratificadas y esto, por consecuente, exacerbó el dinamismo alcista del billete verde.

Tras una contracción de 0.2% durante el mes de febrero, las ventas minoristas en Estados Unidos repuntaron considerablemente en el cierre del 1T al aumentar 1.6%. Además, el reclamo semanal de beneficios de desempleo se plasmó por debajo de las expectativas de los inversores y esto, a su vez, ayudó a ratificar la perspectiva de un mercado laboral norteamericano saludable. Si bien los PMIs de EE. UU. fallaron en cumplir con las expectativas de mercado, al continuar por encima del nivel de expansión y en mejor nivel que los de su contraparte europea, esto, por ende, terminó viendo su efecto negativo ser mitigado.

El perfil macroeconómico se encuentra bastante ligero en la primera parte de la próxima semana y por consecuente, la atención se pasará hasta el viernes cuando se publicarán los datos del PIB del 1T del 2019. Las expectativas de momento esperan una ralentización en el arranque del 2019 al pasar de un 2.2% en el 4T a un 1.6% en el 1T. De desacelerarse más allá de las expectativas, esto podría terminar incapacitando el perfil alcista que ha presentado el USD durante las recientes sesiones. De plasmarse en línea con las expectativas de mercado, al aún mantener una mejor postura económica los EE. UU. esto, por consecuente, permitirá que el USD conserve el semblante positivo.